PYMES en Uruguay

Estándar

MIEM-UdelaR

Convenio promueve el desarrollo de micro, pequeñas y medianas empresas uruguayas

Las micro, pequeñas y medianas empresas —que concentran el 63 % de la mano de obra nacional y el 93 % del total de empresas registradas— podrán beneficiarse del convenio de cooperación suscripto entre Industria, Energía y Minería y la Universidad de la República. Este prevé impulsar la generación de capacidades técnicas locales dirigidas a promover el desarrollo empresarial.

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Universidad de la República (UdelaR) suscribieron, este martes 26, en la sede ministerial, un convenio de cooperación para el impulso de proyectos que promuevan el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES).

Por el convenio, la referida facultad se compromete a ofrecer cooperación para promover el desarrollo técnico, científico, académico y de apoyo en proyectos de capacitación, investigación y extensión. El documento prevé la especial consideración de proyectos productivos, realización de planes estratégicos institucionales y estudios económicos territoriales de interés a las políticas de desarrollo local y a las cadenas productivas del MIEM, a través de la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (DINAPYME). También se comprometió el desarrollo de acciones conjuntas de apoyo a medianas y pequeñas empresas y a las instituciones que las nuclean en todo el territorio nacional, así como a impulsar la generación de capacidades técnicas locales dirigidas a promover el desarrollo empresarial.


“MAYORES CAPACIDADES HUMANAS, COLECTIVAS Y EMPRESARIALES”

El ministro Roberto Kreimerman recordó ante los medios de comunicación que un segmento importante de pequeñas y medianas empresas —que implican el 63 % de la mano de obra nacional y el 93 % del total de empresas registradas— abarca una multiplicidad de rubros, de producción de bienes, servicios y agropecuarios.

Con anterioridad, el MIEM y la UdelaR han impulsado convenios específicos, como los mapas solar y eólico, diferentes programas y llamados de posgrado y análisis del potencial productivo de todos los departamentos del país. “Ese cúmulo de conocimientos aplicados a las empresas uruguayas nos va a permitir continuar con este ciclo positivo de desarrollo y crecimiento económico. Además, contribuirá a crear mayores capacidades humanas, colectivas y empresariales”, destacó el jerarca.

Mientras la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración aportará docentes y articulará la participación de los estudiantes, el MIEM coordinará y apoyará las acciones necesarias para lograr los objetivos del convenio. Los aportes de recursos económicos de las partes serán establecidos caso a caso según cada proyecto, señala el documento.

Asistieron al acto, además del ministro Kreimerman, el rector de la UdelaR, Rodrigo Arocena, y el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, Rodrigo Arim.

Arocena y Arim enfatizaron que el convenio permitirá el involucramiento de una masa creciente de estudiantes universitarios, de los cuales un número superior a 1.000 egresará de Ciencias Económicas y de Administración al término del presente ciclo lectivo.

El convenio entró en vigencia a partir del momento en que fue suscripto y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2015.

Premio Nacional de Eficiencia Energética 2013

La Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería reconoció aquellas iniciativas a nivel nacional que tienen como finalidad la eficiencia energética, mejorando la utilización de los recursos energéticos y contribuyendo a una mejora en la competitividad de la economía nacional y una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero.

Las categorías evaluadas y los proyectos premiados se detallan a continuación:

Sector Público. El premio fue para el LATU, por la implementación de un sistema integral de gestión de energía. Únicamente teniendo en cuenta los proyectos de reheating y cambio de caldera combinados, el ahorro que se obtiene es de más de US$ 100.000 anuales, en el marco de una inversión en equipamiento superior a US$ 500.000. Mientras tanto, se otorgó una mención especial al Hospital Policial por el proceso que se viene desarrollando en relación a la eficiencia energética tomando en cuenta las dificultades propias del sector.

Sector Industria. El ganador fue Ecolat (categoría Grandes consumidores) por su proyecto macro de eficiencia energética que abarca, entre otras cosas eficiencia en combustión, aire comprimido y reducción del consumo de agua potable y optimización de uso. El monto de inversión es de US$ 136.000  con ahorros estimados en US$ 272.000 al año.

En tanto, James (categoría Medianos y pequeños consumidores) logró la distinción por la aplicación de un Sistema de Gestión Energética, como resultado de una inversión de US$ 320.000 con una rebaja del 39% en el consumo de energía por unidad de producto. Esco destacada del año La ganadora de este año fue MCT – ESCO que presentó diversos proyectos, con importantes inversiones y ahorros.

Sector Comercial y Servicios. En grandes consumidores obtuvo el galardón McDonald’s por la implementación en seis de sus locales de medidas en iluminación, acondicionamiento térmico, freidoras eficientes, monitoreo y difusión interna. Tras una inversión de US$ 235.000, se logró un ahorro energético anual de unos US$ 100.000.

En tanto, en medianos y pequeños consumidores recibió una mención especial a Petrobras, estación de Servicios de Dolores. Se trata de un proyecto pionero a nivel nacional en utilizar energías renovables de diversas fuentes para cubrir el 25% del consumo de la estación.

Como Esco destacada del año, recibió el galardón MCT – ESCO, que presentó diversos proyectos, con importantes inversiones y ahorros.

Gobierno, CEPAL y organizaciones sociales analizan situación

Representantes de la sociedad civil, de la CEPAL y del Gobierno discutieron la institucionalidad existente en Uruguay en materia PYMES y las políticas aplicadas para su desarrollo. También intercambiaron visiones acerca de cómo mejorar la productividad de los emprendimientos e incorporar innovación. El encuentro se realizó en el marco del seminario “Las PYMES en el laberinto de las políticas”, el 15 de julio en la Torre Ejecutiva.
El director Nacional de Industrias, Sebastián Torres, dijo que el proceso de crecimiento sostenido de la economía fue acompañado por una reducción de la pobreza y del desempleo, aunque no logró los resultados necesarios en el sector de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), ya que estos emprendimientos se redujeron en cantidad. “Una de las lecturas posibles de este fenómeno es la conformación de la estructura productiva del país”, explicó.
Sobre el asunto, Torres señaló que la política industrial que implementa el gobierno procura apuntalar a un tercer macro sector de la economía -que se agregue a la agroindustria y los servicios- conformado por los sectores nuevos: metalúrgico, plásticos, cuero, textil, vestimenta y metal – mecánica. Aseguró que estos sectores son claves para desarrollar las cadenas industriales y, en consecuencia, potenciar a las PYMES.
Las medidas del Gobierno desde la política industrial que atienden a las PYMES son los planes industriales, que surgen de acuerdo con trabajadores y empresarios de seis cadenas de valor, los acuerdos comerciales bilaterales y, finalmente, los acuerdos con grandes inversores extranjeros para incorporar proveedores locales en los procesos y capacitar mano de obra. El director de Industrias añadió que también se promueve la creación de un Fondo de Desarrollo para financiar proyectos que no pueden acceder al sistema financiero.
Para el jefe de la Unidad de Inversiones y Estrategias Empresariales CEPAL, Giovanni Sumpo, a partir de 2005 se desarrollaron en Uruguay varios programas de apoyo a las PYMES. No obstante, afirmó que existen desafíos importantes, tales como definir qué instituciones deben liderar las políticas y mejorar la dotación de recursos asignados, precisó. Recordó asimismo que en el pasado, “por el año 2000”, las políticas aplicadas por Uruguay eran mal evaluadas por los organismos internacionales.
El directivo de ANMPYME, Jorge Erramouspe, indicó que las políticas públicas deben apuntar a que la formalidad sea atractiva. Detalló en tal sentido que el sector cuenta con un 62% de informalidad y propuso que las boletas emitidas por las PYMES permitan descontar impuestos.
En tanto, para Claudio Iturra, integrante de la Secretaría de Desarrollo Productivo del PIT- CNT, el principal desafío es ingresar a la sociedad globalizada con alta competitividad. Al respecto, puntualizó que se debe apuntar a dotar de mayor valor agregado a la producción nacional y alentar el papel del Estado como principal agente comprador del país. Iturra reivindicó el factor trabajo como principal creador de valor y su papel en la innovación. Al respecto expresó: “El crecimiento innovador es emergente y no exógeno; y la innovación se induce dentro de los procesos productivos”.
Finalmente, el director Nacional de Artesanías Pequeñas y Medianas Empresas, Pablo Villar, sostuvo: “La institucionalidad actual es emergente y por sí sola nos va a dar señales de cuáles son las formas maduras”. Seguidamente abogó por políticas ancladas en la territorialidad y coordinadas entre trabajadores y empresarios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s