Operación limpieza antispam enlentece conexiones a Internet

Estándar

En Internet el correo basura es plaga. Y una organización europea sin fines de lucro, Spamhaus, creó una lista negra de servidores que se usan para enviar spam por el mundo, y que muchos proveedores de correo electrónico usan para filtrar los mails no deseados.
A mediados de mes Spamhaus agregó a su lista negra a una compañía holandesa, Cyberbunker, que ofrece hosting para cualquiera y sobre cualquier cosa (excepto pornografía infantil y terrorismo).
Según reporta la BBC, desde entonces los servidores de Spamhaus están sufriendo lo que se denomina un ataque distribuido de denegación de servicio: un enjambre de computadoras le hace múltiples pedidos espurios a los servidores, hasta que estos se saturan y se caen, o dejan de estar accesibles (es decir, dejan de prestar su servicio).

Una compañía a la que Spamhaus le pidió ayuda para mantener activos sus servidores, CloudFlare, también se vio afectada.
Los expertos entrevistados por el New York Times sobre esta pelea argumentan que este es el mayor ataque conocido, con varias redes criminales actuando al unísono, ocupando un ancho de banda cada vez mayor; esto afecta a los servidores de Spamhaus, a su servicio (es decir, las firmas que proveen correo electrónico no pueden consultar sus listas negras) y al resto de Internet, ya que están saturando las conexiones generales y -según los expertos- están atacando también los servidores DNS raíz (los que mantienen una tabla que traduce un dominio inteligible para un ser humano -lanacion.com.ar- con el número IP que lo identifica en Internet). Ocupados en evitar estos ataques, se reduce su disponibilidad para el resto de los usuarios.
Pese a estar sufriendo un tráfico de datos inimaginable para una situación normal, los servidores de SpamHaus han logrado mantenerse `online`.
“Llevamos una semana sufriendo un ataque a una escala sin precedentes”, explica a BBC Steve Lindford, director ejecutivo de SpamHaus. Para entender la magnitud del asunto, un ataque coordinado por Anonymous suele mover una media de 50 Gb/segundo; en este caso, CyberBunker ha alcanzado picos de 300 Gb./segundo. “Pero seguimos `online`. No han sido capaces de derribarnos gracias al inmenso trabajo de nuestros ingenieros. Este tipo de ataque acabaría con casi cualquier cosa”, sostiene Linford.
Todo esto redunda en sitios que tardan en cargar, o que no están accesibles por un rato. Los ataques no parecen haber terminado, y hasta ahora no se ha determinado quiénes están detrás, aunque varias fuerzas policiales europeas están investigando el hecho.
Anuncios

Acerca de Prof. Graciela Slekis Riffel

Directora de La Academia: centro de formación en oficios, apoyo pedagógico en todas las materias y niveles, y orientación vocacional. Egresada del Instituto de Profesores Artigas, en 1985, en Filosofía. Ganadora de concursos y agradecimientos de CODICEN por trabajos comunitarios. Promotora del desarrollo permanente en la comunidad de Las Piedras y Paso de los Toros, vocacional y humanista, ahora con grupos y páginas en la red.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s