Cómo acostumbrarse a los cambios de horario

Estándar
Ocho consejos prácticos para que un cambio del horario no convierta tu vida en una pesadilla
El gobierno planea cambiar la hora para aprovechar más la luz del día y tu vida está a punto de desequilibrarse. Muchas cuestiones dan vueltas en tu cabeza, y Sientes pavor al sólo concebir la posibilidad de dormir incluso menos de lo que duermes. No te escondas bajo las sábanas. Un poco de preparación y planificación durante el día puede ayudarte a aprovechar mejor tus noches.

Aprovechar al máximo tus días:

Acostúmbrate
Mueve tus horarios de acostarte y levantarte, poco a poco, con la intensión de incrementar tu vida diurna. Por ejemplo, acuéstate 10 minutos más temprano cada día durante los seis días previos al cambio de horario, o 15 minutos durante los cuatro anteriores. Acostarte y levantarte más temprano sirve para entrenar tu sistema nervioso. Aplica la misma estrategia con tus chicos. Llévalos a la cama un poco antes durante la semana previa.
Ve la luz temprano
Exponte a la luz (idealmente a la luz del sol) tan temprano como puedas. Esto puede ayudarte a resetear el reloj interno de tu cuerpo. Desayuna frente a la ventana. Sal al jardín y camina al aire libre.
Evita la luz nocturna
El cambio de horario para ahorrar energía va a enviarte a la cama una hora más temprano, así que haz un esfuerzo por mantener las noches oscuras.
Organiza el horario de la actividad física
Procura no realizar tu rutina de ejercicios o tu práctica deportiva demasiado tarde, ya que esto suele ser un impedimento para conciliar el sueño.
Si tomas melatonina, hazlo temprano
La melatonina es una hormona hecha por el cuerpo para ayudar a regular el reloj interno. Asimismo, es comercializada como suplemento. No obstante, su uso puede ser engañoso: si bien va a ayudarnos adormir, lo correcto es ingerirlo entre cuatro y cinco horas antes de ir a la cama en una dosis apropiada.
No duermas siesta
Dormir la siesta puede atentar seriamente contra tus esfuerzos de irte a la cama en tiempo y forma.
Ten paciencia
Ajustarte al nuevo horario requiere de algunos días de adaptación. Después de todo, es sólo una hora. Las personas que se levantan tarde tienen más problemas con el cambio de horario dado que éste se produce en forma “opuesta a su tendencia”. Nuestro consejo para los remolones es, al igual que para todos, exponerse a la luz del día por la mañana, incluso cuando vaya contra la corriente.
Y si todo esto falla…

La cafeína con moderación puede ser una alternativa.
Anuncios

Acerca de Prof. Graciela Slekis Riffel

Directora de La Academia: centro de formación en oficios, apoyo pedagógico en todas las materias y niveles, y orientación vocacional. Egresada del Instituto de Profesores Artigas, en 1985, en Filosofía. Ganadora de concursos y agradecimientos de CODICEN por trabajos comunitarios. Promotora del desarrollo permanente en la comunidad de Las Piedras y Paso de los Toros, vocacional y humanista, ahora con grupos y páginas en la red.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s