Cómo evitar que te estafen al reparar tu automóvil

Estándar

Doug Ashbridge, director de investigación de reclamaciones para Farmers Insurance, con sede en Los Ángeles, afirma que si bien la mayoría de los talleres son legítimos, los clientes deberían asegurarse de que todas las reparaciones recomendadas son necesarias y de que se han llevado a cabo todas las operaciones que le han sido cobradas.

Ashbridge menciona estafas como reparaciones que nunca se realizaron pero sí se cobraron al cliente, piezas dañadas cambiadas por piezas viejas de segunda mano o reparaciones innecesarias que se llevan a cabo con el único objetivo de ganar dinero.

Ashbridge llama a las estafas en la reparación de automóviles “fraudes oportunistas”. Dado que necesitará estos servicios a lo largo de la vida de su automóvil, es aconsejable que establezca una buena relación con un centro de servicios con el que se sienta cómodo, que cuente con empleados en los que pueda confiar.

En ocasiones, no resulta tan fácil como parece. A continuación le damos algunos consejos que lo ayudarán a encontrar un buen taller.

* Pida consejo a sus amigos y familiares. Si ellos han quedado satisfechos con el servicio recibido en un taller determinado, es muy probable que usted también.

* Visite el centro de servicios. ¿Le parece limpio y profesional? ¿Se atiende a los clientes con respeto? ¿El taller lleva activo un período de tiempo considerable?

* ¿Cuenta el taller con una política por escrito sobre satisfacción del cliente, reembolsos y garantías?

Cuando haya encontrado un taller que lo atienda correctamente y que se ocupe de su vehículo de forma satisfactoria, tendrá que asegurarse de que comunica adecuadamente el problema al representante del centro y de que lo entienden correctamente. Describa los síntomas que presenta su automóvil al técnico y asegúrese de que éste tome nota en la orden de servicio.

No querrá que lo sorprendan con el costo o el motivo de las reparaciones. Si el taller no le puede proporcionar un presupuesto cuando les lleve su automóvil, asegúrese de que el asesor del taller tome nota en su orden de reparación de que tendrán que contactarlo para darle un presupuesto de los costos de la reparación antes de que se realice cualquier servicio.

Un buen mecánico o representante de taller explicará al cliente cuál es el problema y qué operaciones son necesarias para repararlo. En caso de reparación o sustitución, el taller debería preguntar al cliente si quiere que le den las piezas cambiadas.

Si no está seguro de las reparaciones que le han aconsejado en el primer taller, obtenga una segunda opinión. Si recibe el mismo consejo de ambos talleres, puede estar más tranquilo sobre la naturaleza exacta del problema y la reparación necesaria.

Cuando su automóvil esté listo, asegúrese de que queda satisfecho con las reparaciones realizadas.

Examine la factura para ver qué operaciones se han llevado a cabo exactamente. Ashbridge recomienda “comparar el presupuesto con la factura final y observar los elementos presentes en la factura de la reparación”, ya que “hay discrepancias que saltan a la vista, por ejemplo, si se ha sustituido el parabrisas cuando nunca estuvo roto”.

¿Se aproxima el precio final al presupuesto? ¿Se han llevado a cabo otras reparaciones? ¿Le han cobrado algo que no reconoce o que no entiende?

Si el taller no puede explicarle el cobro de algún elemento, puede que no corresponda a su factura. Si solicitó aceptar las reparaciones antes de que se llevaran a cabo y observa que le han cobrado operaciones que no había solicitado, debería pedir explicaciones al respecto.

Si considera que no ha quedado satisfecho con las reparaciones realizadas, vuelva a llevar su automóvil al taller y exponga la situación. Si posee una garantía por escrito del trabajo realizado, el taller debería reparar o corregir el problema.

Anuncios

Acerca de Prof. Graciela Slekis Riffel

Directora de La Academia: centro de formación en oficios, apoyo pedagógico en todas las materias y niveles, y orientación vocacional. Egresada del Instituto de Profesores Artigas, en 1985, en Filosofía. Ganadora de concursos y agradecimientos de CODICEN por trabajos comunitarios. Promotora del desarrollo permanente en la comunidad de Las Piedras y Paso de los Toros, vocacional y humanista, ahora con grupos y páginas en la red.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s